Es mi hermano, no me pesa

Devocional para tu vida

Es mi hermano, no me pesa

Devocional para tu vida

Hace un par de semanas estuve leyendo en Facebook una historia, que acompañaba una foto de
un niño japonés de unos 8 años, que cargaba en su morral a un niño como de 1 añito que estaba
muerto., es una imagen de la guerra de Japón. Un soldado japonés le pidió que bajase al niño
muerto para que no se cansara, a lo que el Niño respondió ¡NO ME PESA; ES MI HERMANO¡, y
desde ese día esta imagen y ese lema, se ha convertido en un lema de unidad del pueblo japonés.

Este pasaje me ha puesto a reflexionar sobre una de las mayores características de la evidencia de
nuestra conversión. Juan 13:35” En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tenéis amor
los unos por los otros. Tenemos también ..1 Juan 4:20: Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece
a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿ cómo puede
amar a Dios a quien no ha visto?. Sabemos por las escrituras que el Amor es el vínculo perfecto,
nada nos puede unir más a nuestros hermanos que el amor de Dios derramado en nuestros
corazones, es muy doloroso darnos cuenta que este mandamiento de Dios, nos cuesta, y mucho.

Me resisto a creer que la imagen del niño japonés tenga más poder para unir a una nación, que la
preciosa sangre de Jesucristo para unirnos en un solo cuerpo, PARA UNIRNOS EN EL AMOR POR
NUESTROS HERMANOS.

Amar no nos puede pesar, ayudar no puede ser una carga pesada, dar no puede ser una tragedia,
Jesús nos decía mi yugo es fácil y mi carga es ligera !NO NOS PUEDE PESAR; ES NUESTRO
HERMANO¡ de donde sacaba fuerzas nuestro Señor para cargar la cruz? del amor que estaba
dentro de él, el amor por el Padre, el amor por nosotros. Mi amad@ si no nos llenamos de ese
amor, nos va a costar, va a ser una carga pesada el amar al prójimo, recuerda que no es una
recomendación, es un mandamiento AMAR AL PROJIMO; AMAR AL HERMANO; pero las fuerzas, el
pilar, la columna donde descansa ese mandamiento, es en el amor a Dios sobre todas las cosas,
con todas tus fuerzas, alma, corazón y mente.

El amor es igual que la fé, sin obra es muerto, de tal manera amó Dios al mundo que dió, que dió,
que dió.., ese acto evidencia el amor del Padre por nosotros, de la misma manera que amar al
hermano evidencia que amas a Dios y eres discípulo de Jesús.

Vamos a emprender una cruzada mundial en donde el amor prevalezca, donde no nos cueste
amar, donde amemos hasta donde nos alcancen las fuerzas, pero recuerda que es puesto los ojos
en Jesús y sostenidos por el Amor a Dios.

“ES MI HERMANO, NO ME PESA”; por eso: Lo ayudo, Lo sostengo, lo levanto, lo apoyo, lo cuido, lo
escucho, lo comprendo, lo cargo……… y en eso sabéis que sois mi discípulo.

Mi oración es que el mismo amor que llevó a Jesús a la cruz, te de fuerzas para levantar y sostener
a tu hermano.

Ps. Luis Daniel Fernández Rivera.

Comparte este devocional con un amigo

Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quizás te gustaría ver...

Alimento para el Alma

El Waze del cielo

En el mes de enero de este año, estuve haciendo un viaje a la ciudad de Bogotá, acompañando a un hermano en Cristo. Nunca había

Leer más »
Alimento para el Alma

Es mi hermano, no me pesa

Hace un par de semanas estuve leyendo en Facebook una historia, que acompañaba una foto deun niño japonés de unos 8 años, que cargaba en

Leer más »
Alimento para el Alma

Las Campañas Celestiales

En estos tiempos de campañas políticas, en donde se ofrece esta vida y la otra para conseguir votos, donde cualquier tipo de recursos se usa,

Leer más »