El Evangelio de Pinocho (Parte 2)

Devocional para tu vida

El Evangelio de Pinocho (Parte 2)

Devocional para tu vida

La semana pasada vimos como las dos primeras estrofas de la canción de pinocho, nos hacía referencia a muchas citas de la Palabra de Dios, al comparar a Pinocho con la iglesia y al Espantapájaros con Satanás; de la misma manera en esta ocasión vamos a continuar con las siguientes estrofas de la canción de Pinocho, para identificar en ellas doctrinas esenciales del Evangelio de Jesús.

A un viejo cirujano llamaron con urgencia, y con su vieja ciencia pronto lo remendó, Pero dijo a los otros muñecos internados, todo esto será en vano, le falta el corazón Entonces llegó el hada protectora, y viendo que Pinocho se moría Le puso un corazón de fantasía… y… Pinocho sonriendo despertó.

Para curar las graves heridas de Pinocho llamaron a un viejo cirujano, quien conoce la VIEJA CIENCIA (Antiguo Pacto, la ley Mosaica), Podemos ver como el Antiguo Pacto no puede salvar a Pinocho, la vieja ciencia NO SALVA, la Ley NO SALVA, solo puede hacernos un remiendo, por eso vino Cristo a nosotros como Sumo Sacerdote a hacernos partícipes del Nuevo Pacto, fundamentado sobre mejores promesas (Hebreos 8:6), porque ahora la Ley ha sido marcada en nuestros corazones, no en las tablas de Moisés, ahora el mismo Espíritu Santo marca nuestros corazones con sus mandamientos(Hebreos 8:10). Por eso el viejo cirujano les dice a los otros muñecos internados, que ese remiendo será en vano, porque necesita otro corazón; porque el Nuevo Pacto, el del Espíritu que da vida(2 Co. 3:6), se trata de un nuevo corazón, un corazón redimido y regenerado por el Espíritu Santo; ahora se trata no de hacer las obras de la Ley, sino de creer en Jesús, (Juan 3:16), quien es el mediador del nuevo pacto (Hebreos 12:24).

Vemos que de manera voluntaria, aparece el hada protectora, nadie la llamó, pero se mueve a misericordia por la vida de Pinocho, y solo ella tiene el poder de transformar el corazón de Pinocho, de repararlo, de hacerlo nuevo. Solo para efectos de esta enseñanza miremos de la misma manera la intervención divina de Jesús en nuestras vidas, cuando estamos muertos en nuestros pecados, esclavos del pecado, él viene a nosotros, nosotros no lo buscamos a él, él nos buscó a nosotros para darnos vida y vida en abundancia (Juan 10:10; 15:16), y para eso se encarga de trasformar nuestros corazones, nos da corazones nuevos, cambia corazones de piedra por corazones de carne, que le crean a Dios (Ezequiel 36:26),Jesús sabe que solo con un corazón nuevo, regenerado y que ame a Dios, nos puede resucitar en el día Postrero(Juan 6:39-40).

Y así como Pinocho sonriendodespertó (resucitó de la muerte), Jesús quiere que despertemos sonrientes para vida eterna en el día postrero (los muertos en cristo resucitaran primero 1 Tes. 4:16).

Por eso de la misma manera como el apóstol Pablo en el libro de Romanos entendió que por la Ley (Antiguo Pacto), NO podía salvarse, y escribió: “Gracias doy a Dios por Jesucristo Señor Nuestro… (Romanos 7:25), nosotros también deberíamos estar AGRADECIDOS CON DIOS.

Ps. Luis Daniel Fernández Rivera.

Comparte este devocional con un amigo

Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te gustaría ver...

Alimento para el Alma

Una muerte segura

Hacia los años 60 y 70, la industria del cine estaba llena de películas de indios y vaqueros, chinas y musicales. recuerdo que las que

Leer más »
Alimento para el Alma

Necesidad del perdón

Siguiendo en  la oración modelo de Mateo 6, podemos ver otra gran necesidad que tenemos, y es de las más necesarias porque es la que

Leer más »