Necesidad de provisión

Devocional para tu vida

Necesidad de provisión

Devocional para tu vida

¿A quién le gusta un pan de días anteriores?, lo normal es que a nadie, pues no hay nada más placentero que el pan fresco, el pan del mismo día, y si todavía está calientico, mejor. A los que nos gusta el pan, se nos hace irresistible el olor a pan recién salido del horno, pero el pan tiene algo, el pan se envejece y endurece, perdiendo sus propiedades de textura, sabor y olor.

Si tomamos de manera literal el significado de “el pan de cada día” en la oración de Mateo 6:11, podríamos entender lo importante que es que cada día, recibamos esa provisión fresca, se nos debe hacer irresistible cada día ver el obrar de Dios, ver las respuestas de Dios a nuestra oración. El señor nos quería indicar que cada día necesitamos provisión de Dios, y que no hay nada más placentero que recibirla todos los días fresquita.

De la misma manera Dios aprovecha esto para que seamos probados en la fe, para que nosotros como hijos creamos y confiemos que cada día nuestro padre nos suplirá esa necesidad, y nos obliga a ir a él en oración cada día; Dios sabe lo que hace y para que lo hace.

Ese mismo principio se lo enseñó Dios a su pueblo en el desierto, solo podían recoger el maná del cielo, lo de cada día, no podían almacenar porque se les dañaba, y el sexto día recogían lo de dos días, porque el séptimo era día de reposo; ese es el mismo principio, el de confiar en la provisión diaria de Dios. Porque vivimos por fe y no por vista.

Entonces tenemos necesidad de provisión, tanto material como espiritual; y esa provisión la pedimos en oración diariamente, confiando en que así será; porque hay un detalle y es que, así como el Padre es nuestro, también el pan es nuestro. Mateo 6:11 “El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy”, y si los hombres siendo malos dan buenas cosas, cuanto más nuestro Padre Celestial nos dará lo que nos pertenece.

Esta oración del Padre nuestro no podemos tomarla de manera independiente, estamos seguros que Dios nos proveerá, porque el pan es para los hijos, y él es NUESTRO PADRE. Marcos 7:27 “Pero Jesús le dijo: Deja primero que se sacien los hijos, porque no está bien tomar el pan de los hijos y echarlo a los perrillos”. El pan es de los hijos, y si el pan es nuestro, esa provisión es segura, ¡ALELUYA¡, no te sientas mal pidiendo lo que es tuyo, pero ten en cuenta un pequeño detalle; asegúrate de ser hijo.

Ps. Luis Daniel Fernández Rivera.

Comparte este devocional con un amigo

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te gustaría ver...

Alimento para el Alma

Necesidad del perdón

Siguiendo en  la oración modelo de Mateo 6, podemos ver otra gran necesidad que tenemos, y es de las más necesarias porque es la que

Leer más »
Alimento para el Alma

Necesidad de provisión

¿A quién le gusta un pan de días anteriores?, lo normal es que a nadie, pues no hay nada más placentero que el pan fresco,

Leer más »
Alimento para el Alma

Necesidad de su voluntad

Seguimos disfrutando esa oración modelo que nos dejó Jesús en mateo 6, y ahora podemos pasar a la parte b del versículo 10. Mateo 6:10

Leer más »