Ser hijo, el mejor título

Devocional para tu vida

Ser hijo, el mejor título

Devocional para tu vida

Por mucho tiempo me ha inquietado los procesos de adopción, yo pienso en esos niños que salen buscando hogar, algunos ya casi adolecentes y aún no los han adoptado, que dolor y frustración, en cuantos procesos de selección se han quedado, por cuantos casi casi han pasado, o cuantos desprecios han sufrido, cuantas veces han sido ignorados; pero la triste realidad es que aún están sin Padres y sin Hogar.

1 de Juan 3: 1 “Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios», aquí podemos ver cómo nos está hablando de un amor especial, de un amor diferente, de un amor muy grande ( Mirad Cual Amor) la base Y el sustento, es ese amor tan especial y diferente; y el Espíritu Santo quiere que pongas tus ojos en ese Amor, que no pase desapercibido, que lo mires , que lo tengas muy pendiente, que no es terrenal, es celestial. Luego nos lleva a una decisión tomada por ese Amor del Padre, Nos da el Titulo de HIJOS de Dios.

El rol de Padre prevalece sobre cualquier otra asignación; Dios es Amor, Dios es Señor, Dios es Rey, pero sobre todas las cosas es Padre. En el antiguo testamento, lo vimos gobernar, vimos su señorío, su reinado; pero Jesús vino a la tierra a mostrarnos al Padre; y ese es el mayor gozo que puedes darle a Dios, que tengas identidad de Hijo, y le veas como Padre. Jesús se esforzaba y decía Miren al Padre, Miren al Padre; ese fue uno de sus mayores propósitos.

Dios no hace acepción de personas, Dios no te va a ignorar en el proceso de adopción, es más con Dios no hay proceso, con él no habrá un casi casi, cuando vayas a él siempre te recibirá con los brazos abiertos y ejercerá su paternidad; podrás buscarle y llamarle a cualquier hora y por cualquier circunstancia, y Papá te escuchará y te responderá; a él no le va importar ser el Rey soberano de Todo el Universo, si eres hijo, Papá saldrá de su trono de gloria e inclinará su oído hacia ti con agrado,

No hay mayor título en la Tierra que ser Hijo de Dios, y somos por voluntad del Padre; por eso el Apóstol juan hacia énfasis en ese amor, que es capaz de adoptar y hacer su hijo y traer a su familia lo más vil y menospreciado de la sociedad, lo que el mundo desecha, Papá lo hace su Hijo.

Y hay algo  todavía más importante, el hijo Hereda; el siervo no hereda, el esclavo no hereda, el amigo no hereda, la creación no hereda; pero el hijo sí. Todo el universo le pertenece a nuestro Padre, y él te ha escogido para entregártelo; asegúrate  de ser su Hijo.

 Juan 1 : 12 y 13 “12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; 13 los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.

Ps. Luis Daniel Fernández Rivera.

Comparte este devocional con un amigo

Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter

3 respuestas

  1. Que hermoso palabra, y que gozo nos debe dar, al saber que por ese Dios soberano, nunca hemos sido desechados 🙌🏻🙌🏻🙌🏻🙌🏻🙌🏻

  2. Muy lindo mensaje. Pastor ojalá todos nosotros pongamos a nuestro padre celestial en primer lugar para poder disfrutar de todo lo que él nos regala por ser sus hijos. Aunque nos equivoquemos él siempre acude a nuestro llamado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te gustaría ver...

Alimento para el Alma

Una muerte segura

Hacia los años 60 y 70, la industria del cine estaba llena de películas de indios y vaqueros, chinas y musicales. recuerdo que las que

Leer más »
Alimento para el Alma

Necesidad del perdón

Siguiendo en  la oración modelo de Mateo 6, podemos ver otra gran necesidad que tenemos, y es de las más necesarias porque es la que

Leer más »