Una Vida a Prueba de Tormentas

Devocional para tu vida

tormentas-blog
tormentas-blog

Una Vida a Prueba de Tormentas

Devocional para tu vida

En la década de los 70 y 80, había una práctica en la docencia, que aún hoy marca mi vida, cuando el profesor preguntaba ¿Entendieron? Y acto seguido decía las palabras más terroríficas que nuestra generación podía escuchar: ¡SAQUEN UNA HOJA!, esas palabras nos dejaba pálidos del susto, iba a hacer un quiz o evaluación; pero siempre había un par de personajes que sacaban la hoja con una sonrisita burlesca, que aún sin conocer las preguntas seguían sonriendo, en medio de la prueba seguían seguros y sonrientes, y entregaban la hoja en un par de minutos; ¿Por qué?, porque conocían las respuestas, eran muchachos que siempre atendían la clase y entendían.

A ese nivel de fe y confianza quiere Dios que vivamos, una vida a prueba de tormentas, donde atendemos y entendemos su mensaje y donde sepamos siempre la respuesta. El saber que Cristo venció y que con él somos más que vencedores nos permita sonreír aún en medio de la prueba y aunque la tormenta pueda golpear y golpear y golpear, nosotros estemos confiados alabando a Dios.

El salmista decía: “porqué te abates alma mía, espera y confía en Dios, porque yo aún he de alabarle”, una vida a prueba de tormentas siempre será forzada a vivir por fe, conociendo siempre las respuestas y sonriendo en medio de la Prueba.

CON CRISTO SOMOS MAS QUE VENCEDORES.

Ps. Luis Daniel Fernández Rivera.

Comparte este devocional con un amigo

WhatsApp
Telegram
Facebook
Twitter

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te gustaría ver...

Alimento para el Alma

Una conversación pendiente

Hace un par de semanas estaba meditando en cuando nuestros padres nos regañaban y castigaban, y nosotros éramos obedientes, pero había muchachos que se escapaban

Leer más »
Alimento para el Alma

Jesús el conquistador

Hace 21 años, a comienzos del siglo 21, vivíamos en Bogotá y teníamos solo a María José; Majito tenía 3 años y estudiaba preescolar en

Leer más »
Alimento para el Alma

Lo hicieron carne molida

Por muchos años había pensado que la película de Mel Gibson la pasión de Cristo, era exagerada en la manera como mostraba el castigo a

Leer más »